Iniciar sesión
¿Recuperar password?
Carrito

Markus Schaden: apuesta por el fotolibro

 

Mucho se ha escrito sobre el boom o fenómeno del fotolibro. Diversos foros, espacios, muestras, encuentros han surgido en diversos países, los festivales más importantes y consagrados a la fotografía cada vez dedican mayor espacio en sus programaciones para abordar las diversas áreas de producción y realización del fotolibro.

Carlswerk. The PhotoBookMuseum. Alemania, 2014

 

Con todos estos antecedentes era más que necesario que el fotolibro contara con un espacio permanente para su exhibición, difusión y análisis. El reconocido editor y especialista en fotolibros, Markus Schaden tuvo clara esta necesidad y después de muchos esfuerzos The Photobook Museum (PBM) es hoy una realidad. Gracias a una campaña de crowdfunding lanzada en Indiegogo en la que se recaudaron 27.080 euros, la fundación Schaden.com ha podido crear, en la ciudad de Colonia, este museo pionero, cuya función principal será la de mostrar al gran público la importancia del libro para los fotógrafos.

Que este espacio sea hoy una realidad se debe, en gran medida, a la dedicación y persistencia de Markus Schaden, quien cuenta con una importante trayectoria en la que se encuentra la creación de la legendaria editorial y librería Schaden.com, alrededor de 1995.

Desde este espacio, Schaden ha publicado más de 100 libros y ha participado en incontables festivales y ferias internacionales. Además, ha organizado más de 250 exposiciones, imparte clases y talleres regularmente y es profesor en la Academy of Media Arts de Colonia y en la Fachhochschule de Dortmund además ha sido jurado de varios certámenes internacionales sobre fotolibros.

Carlswerk. The PhotoBookMuseum. Alemania, 2014

 

The PhotoBook Museum, organización sin ánimo de lucro, pretende promover la cultura del fotolibro y la literatura visual. Es el primer museo del mundo centrado en la exposición de fotolibros desde un punto de vista comisarial.

Inaugurado coincidiendo con la conmemoración del 175 aniversario de la invención de la fotografía, The PhotoBook Museum pretende reivindicar a lo largo de sus 6.000 metros cuadrados el estatus del fotolibro como un medio artístico independiente y con identidad propia.

“A veces, un libro de fotos es una cosa compleja. Se diferencia del libro ilustrado que reúne una colección de fotografías, a través de su declaración artística. El editor no sólo determina la selección y el orden de las imágenes, sino que también determina el tamaño y la disposición. Igualmente importante es la combinación integral de la escritura, elementos gráficos, papel, y unir el sobre. Una vez impresa, la composición del libro de fotos es inmutable.”, señala Schaden.

Carlswerk. The PhotoBookMuseum. Alemania, 2014

 

The The PhotoBook Museum tiene como sede lo que fuera una antigua fábrica y en sus primeros meses exhibió el trabajo de grandes autores como Susan Meiselas o Todd Hido. The PhotoBook Museum contará además con una versión online que documentará esta exposición y servirá para que todo el que no pueda desplazarse a su espacio físico disfrute de las muestras desde su casa.

Otra de las grandes iniciativas de este espacio es la Cargo Edition, es una selección de exposiciones en contenedores industriales que itinerarán por distintas ciudades del mundo con el objetivo de promocionar el trabajo de The PhotoBook Museum. Y por último, la cuarta es el establecimiento de una sede fija para el museo.

Museo Móvil. ThePhotobookMuseum

 

The PhotoBook Museum supone la consagración definitiva del libro como forma de expresión artística y confirma su idoneidad como soporte para la fotografía.

Schaden está convencido de que los fotolibros son el esperanto visual de nuestro tiempo, pero está consciente de que es necesario instruir en este lenguaje al público para ampliar su alcance. Por este motivo, la función didáctica juega un papel fundamental en The PhotoBook Museum. Sus fundadores pretenden que este espacio sirva para enseñar a leer un fotolibro, desde un punto de vista formal y también en lo que respecta al contenido y a la función. Para ello, además de exposiciones, se han incluido en la programación talleres, charlas y conferencias que completan la oferta cultural y educativa.

La vocación del centro es convertirse en un laboratorio, un archivo, un lugar de estudio y de intercambio de información, un espacio donde hacer contactos y una sala para exposiciones y eventos dedicados al mundo del fotolibro.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.